Se estrenó “El Canasto”: Siete amigos compartiendo escenario

“Y quiero decirles a todos, que estoy viviendo una de las noches más felices de mi vida, sin estar arriba del escenario“, fueron las palabras de Nicolás Vázquez anoche en el estreno de prensa de “El Canasto” en el Teatro Picadilly.

Esta comedia es mucho más que el debut de Nico como director. “El Canasto” es juventud, alegría y carcajadas. Una divertida historia, con una puesta muy a la altura y un grupo de chicos que responden increíblemente, y demuestran que saber actuar y bailar, no es para cualquiera. La idea de Vázquez al reunir el elenco fue conseguir siete personalidades diferentes, que puedan ensamblarse como grupo, y lo logra con creces. Stéfano De Gregorio interpreta a Antonio, un joven que recibe un llamado del propietario del edificio donde vive, y que le comunica que debe abandonar el departamento inmediatamente. De este modo, convoca a su grupo de amigos para que lo ayude con la mudanza. Sin duda la actuación de “Yeyo” es brillante. Lleva adelante la obra todo el tiempo, sobresale con las mínimas acotaciones, se destaca con los pequeños gestos, y demuestra que es un artista todo terreno, y que el personaje principal no le queda grande, sino todo lo contrario. Un auténtico actor de comedia, el cual seguramente las puertas se le abran mucho más después de este proyecto.

Santiago Vázquez es Vicente, el famoso amigo “tramposo”, el cual viene de una larga gira de boliche y coqueteo, con una hermosa mujer que no es su novia. Santi es una revelación. Con esta comedia se terminará de consolidarse como actor, y se ganará su propio lugar en las futuras comedias televisivas sin lugar a dudas. Arriba del escenario se lo ve espontáneo, enérgico, fresco y se lleva junto a Yeyo, las grandes ovaciones por parte del público. Bautista Lena encarna a Lorenzo, un fotógrafo con un look muy particular que llegará para sumarle más confusión a la comedia. Si bien Bauti viene trabajando hace un tiempo en este género, en “El Canasto” explota en su máxima potencia y pasa por todos los estados. Un actor que logra crear diferentes climas es un buen actor, y eso es Bautista. Un verdadero jugador de toda la cancha. Paloma González Heredia hace de Emilia, la hija del dueño del departamento, que con su carisma se lleva puestos a todos. Una actriz con presencia, que sabe muy bien el cómo decir las cosas en este rubro, con pisada en el escenario, y que tiene una carrera en pleno ascenso.

Belén Lucius es Marina. Una chica de barrio que tiene su corazón ocupado para Vicente. Belu debuta como actriz en esta comedia, y parece mentira. Es efectiva en todo momento, deshinibida, ágil y como se le dice vulgarmente, un “verdadero personaje”. Los aplausos de la platea la potencian y hace que lleve a Marina a lo más alto. Davíd es Santiago Maratea. Otro de los roles más divertidos de la obra, que la exageración es su arma más preciada. Al igual que Belu, demuestra que se puede ser Youtuber o ídolo en redes sociales, y tener mucho talento. La gente se encariña de inmediato con ese personaje bien logrado. Emily Lucius es Katia, la bomba sensual de la comedia. Una modelo que viene de Letonia para ser fotografiada por Lorenzo, pero que como en la vida, no siempre todo es cómo parece. Para Emily “El Canasto” es una gran oportunidad para demostrar su talento. Es hermosa, claro está, pero también es muy talentosa y es quién más sorprende al público con el correr de los minutos en escena.

Si bien la obra se estrenó en el 2001 en París, Francia, la adaptación que le dio Nico es moderna, autóctona y para toda la familia. Chistes de la talla de “la caza de Pokemons” figuran en el libreto. Se presentan viernes, sábados y domingos en Corrientes 1524, y está promocionada como únicas seis semanas en cartel, aunque seguramente, el éxito una vez más los superará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *