«Weekend», en el Teatro Porteño

Todos los viernes a las 23 el Teatro Porteño tiene una cita con el humor: «Weekend». Una comedia protagonizada por Julián Arenas (también autor), Federico Wagner, Mauricio Caumglia, Fabián Perez yRolando Tabares.

Es la continuación de lo que fue «Cruising», en la misma sala, pero con otra historia, utilizando los mismos personajes. De cualquier manera, si no se vio la comedia anterior, la historia se entiende perfectamente. Dos parejas homosexuales planean un gran fin de semana de descanso en el Tigre, en donde cualquier cosa puede pasar. En cada rincón comienza a respirarse un aire de libertad y ruptura y sobre la mesa de la cabaña no sólo se pondrá la carne y las ensaladas para la cena. Se pondrá en juego lo que son, lo que van a buscar y lo que desean.

Las cinco actuaciones están muy bien. Los personajes de Julián y Federico, una vez más como dupla, llevan la comicidad de la historia a lo más alto. Ambos ya consolidados en este rubro, no dejan descansar a la platea, que se ríe desde que ingresan a la sala, hasta el final. En el medio también hay espacio para hablar de amor, reflexionar, y hasta relajarse con alguna escena hot. Juntos demuestran que la química está intacta, y que seguramente sigan trabajando por mucho tiempo más. Hacen que el espectador empatice con sus historias en todo momento, y que seguramente, se sienta identificado.

En el caso de los roles que encarnan Mauricio y Fabián, también tienen varias partes graciosas en «Weekend». Son sexys, pero están lejos de la vulgaridad. Dos muy buenos actores que se encuentran en constante crecimiento. Se nota que disfrutan muchísimo de estar ahí en la piel de esos personajes. Si bien ambos tienen la presión de que la historia gire en torno a ellos, están a la altura y la credibilidad en sus roles es total.

En el caso de Rolando, que personifica al mismo personaje que en «Cruising», optimizó muchísimo más sus recursos actorales y no descansa ni un minuto durante la comedia. No sale nunca de personaje, y cada remate es agradecido por el público. Además tiene sus licencias para improvisar e interpretar otros roles. Se encontró para fórmula para ser exitosos, divertidos, y tener un público sumamente variado. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.