“Casi Normales”: El musical de culto que la Calle Corrientes no quiere soltar

Luego de siete temporadas en cartel, “Casi Normales” se convirtió en un musical de culto en Argentina. Al igual que en otras partes del mundo, seis artistas dejan el alma sobre el escenario y durante dos horas, te metes en el mundo que quieren mostrarte.

Un 5 de enero de 2012 en el Teatro Liceo, veía la luz por primera vez esta historia de Brian Yorkey y Tom Knitt. Con el correr de las funciones, el boca a boca que se generó fue tan mágico, que quiénes hablaban de “Casi Normales”, hablaban de amor.

Hoy, Mariano Chiesa, Fernando Dente, Laura Conforte, Martin Ruíz, Franco Masini y Manuela Del Campo siguen creando magia todas las noches en el Teatro Astral engalanando una vez más la Calle Corrientes. Cada uno de los actores tiene algo distinto para contar, y acompañados por la estética escenografía, una increíble orquesta en vivo, y una banda de sonido insuperable, explican por qué ser normal no es tan normal.

La historia gira en torno a una familia que lucha por ser “normal”, mientras que, como pasa en casi todas las familias, la adversidad termina ganando. Diana, una ama de casa con serios problemas de personalidad que vive rodeada de pastillas y médicos, está interpretada por la genial Conforte, histórica en el elenco junto a Chiesa y Dente. La gente empatiza con el personaje desde el primer minuto de la obra, y hace que los espectadores pasen por todos los estadíos. Su fiel compañero, Dan (personificado ahora por Martín Ruíz y anteriormente por Alejandro Paker), la acompaña en todo lo que necesite para intentar ser feliz. Este rol también vive distintas cosas en el escenario, y tiene uno de los momentos más emocionantes del musical, en donde Ruíz se lleva grandes aplausos por su excelente actuación.

Gabriel es Dente, el hijo mayor de la familia, que en sus versiones anteriores hacía Matías Mayer. Personaje central en la historia, y en donde una vez más Fernando demuestra que nació para el teatro musical. Con una fuerte pisada escénica y una voz maravillosa, le da vida  al posiblemente, personaje favorito de la obra. Manuela se pone en la piel de Natalie, la hija menor del matrimonio. Personaje que comenzó haciendo Florencia Otero en la primera temporada, y que luego se adueñó Del Campo, aporta frescura al musical. Vocalmente excelente, y con una interpretación a la altura, esta adolescente de a poco va descubriendo el amor en sus distintas formas.

El Dr. Madden es Mariano Chiesa. Un artista que no dejó de crecer desde aquel 2012, y que este espectáculo lo consagró en la comedia musical. Si bien son las últimas funciones para él porque deja tanto “Casi Normales” como “Los Monstruos”, para poder llevar a cabo desde abril la gran apuesta del año junto a Valeria Lynch, “Sunset Boulevard“, Mariano muestra toda su versatilidad, tanto vocal como interpretativamente. Además obtiene las grandes carcajadas de los espectadores en diferentes momentos, descomprime la tensión que se vive en la sala. Masini debuta esta temporada con el genial Henry, y le aporta el carisma que tiene este joven actor, que dejó de ser una promesa para pasar a ser una realidad. También su personaje tiene momentos de comedia dentro del musical, y desde la platea se agradecen.

Sin duda alguna, “Casi Normales” marcó a una generación, y seguramente perdurará mucho tiempo más en la cartelera porteña. Si te gusta el teatro, tenes que verla. Si elegís los musicales, ya tendrías que haberla visto, y si sos casi normal, no vas a parar de volver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *