«Joche» Bibbo, el cordobés elegido por Chile que pasó de basquetbolista a modelo y conductor: «Fui un transgresor»

José Luis «Joche» Bibbo es una de las caras más conocidas en Chile, a raíz de haber participado en cuatro exitosos realitys, de los cuales en dos se convirtió en ganador. Carismático por naturaleza y divertido por excelencia, el cordobés recuerda su pasado como basquetbolista, y que las vueltas de la vida lo llevaron a dejar Argentina en medio de una depresión. Actualmente conduce dos programas de televisión y su vida es felicidad pura, pero en 2012 tuvo un accidente que casi le cuesta la vida.

¿Cómo fue para vos dejar General Bustos e ir a Chile? ¿Con qué expectativas ibas?

No me fui de mi barrio con muchas expectativas. A los 18 años trabajaba en Coca Cola y antes de cumplir los 19 me echaron. Toda la vida jugué al basket, y participé en torneos tanto en Francia como en Chile. Luego de quedarme sin trabajo, mi mi mamá me aconsejó que me vaya a otro lado. Decidió vender su alianza de casamiento y así me compré el pasaje para Chile. Una vez que llegué empecé a trabajar en una agencia de modelos, hice un par de fotos y me volví a Córdoba. Después me volvieron a llamar y ya me quedé trabajando. Nunca me imaginé en el mundo del modelaje.

¿Siempre estuviste muy de chico ligado al deporte, cómo viviste esa juventud?

Mis viejos se quedaron sin trabajo en Argentina, y yo no podía seguir mi dieta porque entrenaba casi profesionalmente luego de una rehabilitación. Caí en una depresión porque no tenía energía para jugar ni comida para comer. Cuando la pobreza entra por la puerta, la felicidad sale por la ventana. Ahí me desvarié y dejé de jugar. 

¿Aceptarías trabajar en Argentina en algún reality o ciclo televisivo?

Nunca pensé que iba a trabajar en la televisión, por eso nunca intenté nada en Argentina. A los 19 años en Chile participé de «Mecano», que era un fenómeno juvenil en el país. Luego me fui a México, y regresé a Chile por trabajo. El cordobés no era conocido en Chile hasta que yo entré en los realitys, les causaba mucha gracia como hablaba, y que siga siendo humilde, simpático y buena onda. Muy diferente al aspecto que tienen de los porteños anteriormente, que eran muy agrandados, fui un trasgresor.

Participaste en el reality «Doble Tentación» junto a tu novia. ¿Volverías a encerrarte con tu pareja? ¿Qué te dejó el concurso?

«Doble Tentación» fue el último reality que realice, ya había tenido cuatro anteriormente, de los cuales gané dos. La metí a Fernanda, mi novia, en el último reality porque cerramos el contrato así, pero no volvería a entrar con ella porque yo ya se como funciona esto, ellos quieren que las parejas se peleen. El último reality estaba muy armado, te exigían cosas, estaba todo guionado, no tuvo nada de reality, fue un desastre. Estuve un mes y nos fuimos antes de que nos hagan pelear.

¿Cómo es tu actualidad en Chile? Tanto personal, como profesionalmente.

Hoy en día trabajo en un canal de cable con mi programa de cocina «Comilones», junto al argentino Gabriel Martina, donde ya vamos por la tercera temporada. Viajamos por distintos restaurantes de la ciudad probando, comiendo y analizando los distintos platos. Además conduzco otro ciclo de música, y tengo otro negocio alquilando propiedades para los turistas con una aplicación.

También te diste el gusto de hacer teatro, en donde actuaste junto a Leandro Penna. ¿Qué te gustaría hacer que hasta el momento no hiciste?

Me encantaría armar mi propio programa y producirlo yo. Tengo demasiada experiencia atrás de cámara, participé en los «Bailando…» de Chile junto a Pampita, etc.

¿Te consideras un sex symbol por la cantidad de comentarios y piropos que recibís con cada posteo en Instagram?

Nunca me creí un sex-symbol, esto se fue dando solo. Lo tomé como una fuente de trabajo para salir adelante. Hoy en día las redes sociales son una herramienta de trabajo que utilizo. Hay gente que te tira buena onda, que son la mayoría, y otros no tanto. 

Tuviste un fuerte accidente en Perú en su momento que tuvo a dos fallecidos, y hablaste que tu salvación había sido un milagro. ¿Cómo te cambió la mirada sobre la vida después de eso?

El 21 de diciembre de 2012 me fui a Perú y en una de las excursiones decidí hacer rafting, y lamentablemente el río estaba crecido y no nos lo avisaron. Hubo gente que quedó atascada y murieron dos personas que estaban con nosotros. Quedamos atrapados en una piedra en el río, fue trágico. Lo sentí como volver a nacer, se me había acabado el aire y me desvanecí, tenía sensación de muerte. Gracias a Dios me escupió el río por el chaleco, ahí salí a flote y me recogió una persona. Fue lo más cercano a morirme que tuve hasta el momento. Se me pasó la vida en un segundo. 

 

En este caso, vamos a hacer un ping pong, preguntas para responder muy puntuales:

¿Cual es tu insulto favorito? Hijo de re mil puta.
¿Con que ropa soles dormir? En boxer, muy pocas veces duermo desnudo
¿Recibiste propuestas indecentes? Sí, cuando salía de los programas y hacía gira en los boliches de Chile. Te ofrecían una cierta cantidad de plata para pasar la noche con alguien, pero nunca ofrecieron la cantidad que quería me parece (bromea). Nunca tampoco me presté para eso.
¿Puede aparecer algún video prohibido dando vueltas del pasado o del presente? No tengo ningún video prohibido ni nada raro.
¿Cual es la palabra que mas usas? Creo que «boludo», en Chile se hizo muy conocido, todos me imitan. También digo mucho «man».
¿Cuál es el olor que más recordás de tu infancia? El olor a la panadería del barrio. Cuando uno salía del colegio e iba a buscar las facturas. Cada vez que lo siento me lleva allí.
¿Cuál fue la demostración de cariño más zarpada que recibiste por parte de un/una fan? Los fanáticos no te dejan de sorprender. Cuando gané el reality de conquistas «40/20» , que había marcado 40 puntos de rating ganándole al festival «Viña del Mar», había gente que me regalaba dibujos, muñecos, etc, pero lo más fuerte fue que me mostraban la cédula que a su hijo le habían puesto «Joche» por mí. 
Cual es la fantasía sexual que todavía no cumpliste? Me gustaría alquilar todo el piso de un hotel presidencial. Llenarla de mujeres y amigos, y hacer una gran fiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *